Entorno

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Noguera de Albarracín es un pequeño pueblo turolense que pertenece a la Comarca Sierra de Albarracín. Su ubicación entre el río de la Garganta y el río Noguera, ofrece un entorno natural privilegiado, en todas las épocas del año, en una de las áreas más agrestes de los Montes Universales y mejor conservadas de la península ibérica. Caminando desde los alojamientos rurales se accede al interior de estas gargantas. Sabinares, encinares, pinares, enebrales, bosques ribereños de composición y estructura envidiable, acompañados siempre por el amplio elenco de especies que conforman el matorral mediterráneo, tantas joyas para el amante de la botánica, se ven perfectamente representadas en el entorno de Noguera, al estar situado caprichosamente entre estos profundos cañones.

El término Municipal posee una gran riqueza micológica, destaca la aparición primaveral de la colmenilla o piñuela, y el Calocibe Gambosa, la senderuela y otras. En la temporada del otoño destaca el Porro (Boletus edulis) y el Níscalo (Lactaridus Deliciosus) o Rebollón.

Es principalmente esa diversidad botánica, junto con la heterogeneidad orográfica y climática, la que aporta una gran variedad de especies orníticas de las que disfrutarán tanto los aficionados a observación de las aves como los más exigentes ornitólogos, que ya en el propio pueblo podrán contemplar a los roqueros solitarios, colirrojos, piquituertos, aviones roqueros o las distintas especies de zorzales. Podrán escuchar los cantos nocturnos del autillo y el cárabo, caminando por la zona de huertas. En cortados y barrancos encontraremos especies rupícolas significativas, como el buitre leonado, alimoches, halcones peregrinos, junto con las poderosas águilas reales.

Y cómo no mencionar a los mamíferos, tan necesitados de las masas forestales y, por tanto, ampliamente representados en la Sierra de Albarracín. La gran variedad de mustélidos, los gatos monteses, los zorros, los grandes venados, corzos, jabalíes, cabras montesas, muflones, las nutrias y los grandes depredadores como el lobo. Una gran diversidad de criaturas que no se dejarán ver fácilmente, pero que se pueden detectar a través de sus rastros en caminos y senderos.

Difícilmente habrá un visitante que no encuentre en este entorno natural plena satisfacción y, desde luego, el descanso y la tranquilidad de la vida rural auténtica. Además sus gentes hospitalarias y su cultura popular típica de la sierra, hacen de este pueblo un lugar privilegiado para el estudio de la flora de media montaña y de la fauna del Sistema Ibérico, al tiempo que es también un lugar inigualable para pasar unas vacaciones inolvidables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s